MAZDA RX-7, 3 GENERACIONES

Un Mazda se destaca del resto por dar a todos estos elementos un nuevo nivel de significado, consolidando el automóvil deportivo compacto con motor rotativo en la mente de los entusiastas de la conducción en Europa y en todo el mundo. Ese modelo? El Mazda RX-7. Lanzado en 1978, el primer automóvil deportivo de mercado masivo de Mazda se convertiría en el vehículo rotativo más vendido de la historia.

Y también impulsó el éxito de la marca en la pista de carreras a niveles sin precedentes. El distintivo aullido del motor de doble rotor del RX-7 sacudió las pistas de carreras en Europa y más allá desde el principio, ganando la clase de 1.600-2.300 cm3 del British Saloon Car Championship en 1980 y 1981 y demostrando su fiabilidad al capturar la bandera a cuadros en el 24 Hours of Spa, también en 1981.

Mazda RX-7 SA22C/FB (1978-1985)

 

A mediados de la década de los 80 llegó el recambio para el modelo. El Mazda RX-7 FC se trataba de la segunda generación del modelo y venía con un diseño modificado e inspirado en Porsche. No sería lo único en cambiar, sino que también introducía sistemas como el DTSS, una suspensión más avanzada que mejoraba su comportamiento. También se sumó otra variante de carrocería con el RX-7 Convertible, el descapotable que solo aparecería en esta generación.

Este RX-7 se ofreció con el motor rotativo 13B turboalimentado en todos los mercados (en Europa inicialmente hubo un atmosférico de 150 CV), una configuración que le beneficiaba a medio régimen. A lo largo de los años fue ganando potencia gracias al turbo Twin-Scroll, llegando incluso a los 200 CV. En la versión tope de gama era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 240 km/h.

Mazda RX-7 FC (1985-1992)

 

La tercera y última generación que llegó en 1992 fue un auto de alto rendimiento. Un nuevo turbocompresor doble secuencial aumentó la salida del último motor 13B a ​​239PS en la versión europea. Los fanáticos dicen que es el mejor manejo de todos los RX-7, el sprint de 5.3 segundos 0-100 km / h y la velocidad máxima de 250 km / h (limitada) ponen a los 1.300 kg de dos plazas en una liga con autos deportivos de alta gama. por la marca que acababa de ganar en Le Mans. Desafortunadamente, el RX-7 se descontinuó en la mayor parte de Europa en 1996 debido a las regulaciones de emisiones, aunque Mazda continuó produciendo automóviles para los mercados de conducción a la derecha, lo que finalmente aumentó la potencia de salida en los modelos posteriores de Japón hasta un máximo de 280 CV.

Mazda RX-7 Fd (1992-2002)

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

dieciseis + quince =