Asientos para niños: todo lo que debes saber

Los asientos para niños son un aditamento vital para la seguridad de los mismos y su uso es obligatorio para todos los infantes de hasta 10 años, quienes además siempre deben viajar en el asiento trasero.

Por ello, te damos algunos consejos sobre como utilizarlos de manera correcta:

La CESVI (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) señala que para el Sistema de Retención Infantil (SRI) o autoasiento no se recomienda guiarse por la edad del niño ni tampoco por su peso, sino por la altura del infante:

  • Si mide 1.50 metros o más, ya podría usar el cinturón de 3 puntos.
  • No debe superar la altura del asiento.
  • Su altura debe permitirle ajustar correctamente el cinturón del autoasiento.

Los autoasientos pueden ajustarse mediante 3 sistemas de sujeción:

Mediante el cinturón de seguridad de tres puntos

  • Presente en la mayoría de los vehículos.
  • El SRI está diseñado para ser sujetado por el cinturón.

Por el Sistema LATCH y sistema ISOFIX

  • Se ajustan a zonas determinadas de la carrocería.
  • Son más fáciles de instalar.
  • Permiten una mejor sujeción de la silla al auto.
  • El SRI puede llegar a tener el anclaje Top Tether, que evita que la butaca se incline para adelante en caso de accidente.

Otro aspecto importante es el de la posición del SRI, el cual debe ser:

  • Mirando hacia atrás: hasta 1 año o 15 meses. Debido a su peso, la cabeza no se controla con el cuello del bebé, por eso, ante una frenada brusca, la cabeza se retiene con el respaldo.
  • Mirando hacia adelante: desde los 12 o 15 meses. Antes de cambiar a esta posición, es recomendable recibir la aprobación de un pediatra.

Algunos asientos están hechos para ir en ambos sentidos mientras que otros no, por lo que hay que revisar bien antes de comprar alguno.

Por último, para elegir el SRI más adecuado puedes ingresar a la página del Programa de Evaluación de Sistemas de Retención Infantil (PESRI), donde se encuentran los detalles cada una de las sillas, por marca, año, modelo y tipo de instalación, así como un puntaje basado en pruebas.

Los autoasientos deben estar aprobados por alguno de los organismos *FMVSS213 (Estados Unidos), código de tránsito de CABA, 2148 o *UNECER44/04 (Unión Europea), ley nacional de tránsito 24449, por lo que al momento de hacer la compra revisa si cuenta con alguno de estos.

Recuerda que está comprobado mundialmente que ante un accidente el autoasiento reduce un 70% los riesgos de lesiones graves o fatales por lo que es de suma importancia comprar uno si tienes hijos.

 

 

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

18 − cuatro =