Jaguar E-Type: un auto fuerte y lujoso.

Este modelo destaca tanto por su estética con una carrocería atractiva y elegante como por su potencia para la época. El E-Type era altamente distinguido por contar con elementos poco vistos en la época como frenos de disco en las cuatro ruedas y unos característicos limpiaparabrisas triples.

En el interior, impera la calidad y los espléndidos acabados. Los asientos son realmente cómodos, la vista frontal y trasera son amplias, sin embrago, la vista lateral que se ve castigada por la composición misma del auto. Los pedales se encuentran a un nivel bajo que sintonizan con la altura del auto, mientras que el volante es ajustable en altura y profundidad.

El Jaguar E-Type, también conocido como Jaguar XK-E, es un automóvil deportivo de dos asientos fabricado por Jaguar Cars entre 1961 y 1975. Fue presentado al público en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1961 y rápidamente se convirtió en un icono del diseño de la época.

El modelo de 1969 fue uno de los últimos en ser producidos antes de que se introdujera una serie de mejoras. Este año en particular, el E-Type presentaba un motor de seis cilindros en línea de 4.2 litros que producía alrededor de 265 caballos de fuerza y podía acelerar de 0 a 60 millas por hora en aproximadamente 7 segundos. También incluía una transmisión manual de cuatro velocidades.

Finalmente, en 1975 el E-Type fue desplazado por el XJ-S tras haber alcanzado una producción total de 72.515 unidades.

Muestra de su trascendencia e importancia en el mundo automovilístico es la adquisición en 1996 de una unidad Jaguar E-Type en versión roadster de 1963 a cargo del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). En ese momento era sólo el tercer vehículo adquirido para ser expuesto en la célebre estancia.

Jaguar E-Type, es uno de los ocho automóviles que forman parte de la exhibición permanente del MOMA, muestra de la innovación y relevancia de este vehículo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

19 − 6 =