Consejos al dejar estacionado tu auto al sol

Un auto estacionado en el sol se convierte en un invernadero que acumula el calor, en verano con una temperatura exterior de 39º C, el interior del auto puede calentarse a más de 60º den tan solo 15 minutos.

Debido a esto, si un niño permaneciera dentro de un auto cerrado, su temperatura corporal podría subir a los 42 o 43º C.

Para tratar de enfriar el coche abre las ventanillas en movimiento, aunque también puedes hacerlo al estar el auto en alto. Baja la ventanilla derecha, abre con la ventanilla arriba la puerta izquierda y muévela a modo de abanico unas cinco veces para que de esta forma entre aire fresco al interior y poder bajar algunos grados.

Si optas por el aire acondicionado para usarlo de manera eficiente, abre una de las ventanillas traseras y enciéndelo a la máxima potencia durante 5 minutos sin nadie dentro. De esta forma el aire caliente se expulsa por detrás y circula el frío por todo el auto para conseguir disminuir entre 10 y 15 grados la temperatura interior.

Al viajar con niños trata de que no les dé el sol directamente y durante los trayectos trata de que el interior del auto esté bien ventilado.

Si al estacionar dejas las ventanillas ligeramente abajo, el coche se calentará unos grados menos y así será más fácil refrescarlo al regresar. Otra opción puede ser un parasol.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

dieciocho + 8 =