CHECO PÉREZ, MADRID QUIERE LLEGAR A LA FÓRMULA 1 DE LA MANO DE CHECO PÉREZ

Sergio Pérez fue el gran protagonista de una exhibición de Fórmula 1 en las calles de Madrid. El piloto de Guadalajara se subió al RB7 y RB8 para deleitar al público a manos de un monoplaza histórico para la escudería austriaca.

Tras un gran inicio de la temporada de Fórmula 1, Checo Pérez ha sufrido varios infortunios en clasificaciones y carreras que le apartaron de los puestos más altos, dónde se le presupone acabar con su Red Bull: “Las cosas se han complicado por diferentes factores, es duro lo que ha pasado en algunas calificaciones” lamentó el piloto.

 

Muchos aficionados al deporte de las cuatro ruedas se echaron encima del piloto mexicano, que tras sufrir durante gran parte de la temporada, pudo comprobar de primera mano lo querido que es en España en el parón veraniego. Preguntado por los medios locales por el apoyo de los fans españoles, Sergio Pérez no lo dudó ni un momento: “No es como estar en México, pero en España también me siento como en casa”.

El apodado Ministro de Defensa Mexicano logró que la gente que llenó las calles se emocionara con su presencia, y más aún si se tiene en cuenta que la Fórmula 1 tiene grandes posibilidades de aterrizar en Madrid a partir del año 2026. Esta temporada, el Gran Circo de la Fórmula 1 contará con 22 carreras y visitará 20 países por todo el mundo. Bien es sabido que siempre se están buscando nuevos trazados, y que tras muchos años en el campeonato hay circuitos que ya se han vuelto aburridos para el espectador y que podrían dejar de acoger carreras. Es ahí donde aparece Madrid con una gran propuesta innovadora y que la FIA ve con buenos ojos.

 

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid, ha puesto mucho de su parte para que el trazado de la capital española se convierta en uno de los mayores atractivos para el Mundial de Fórmula 1. Uno de los principales fuertes de este Gran Premio sería el de ser un circuito urbano en las calles de una de las ciudades más importantes del mundo. La primera propuesta realizada pasaría por los campos de entrenamiento del Real Madrid, recorrería las calles del distrito de Valdebebas y rodearía la gran sede de convenciones de la ciudad conocida como IFEMA.

Y no puede haber ningún piloto más contento que Checo Pérez por la llegada de un nuevo circuito urbano al calendario de la Fórmula 1. El piloto mexicano se mueve como pez en el agua cuando le toca pilotar en los estrechos trazados urbanos, y así lo dejó claro en Madrid: “Las carreras urbanas son especiales. Creo que sería bueno agregar más porque el ambiente es muy diferente. Se me dan bien la verdad”.

El de Guadalajara hizo las delicias de las más de 50.000 personas que se congregaron en las principales calles madrileñas como la calle Alcalá, Recoletos o la fuente de Cibeles. A los mandos del monoplaza, Sergio Pérez dio varias vueltas por el centro de Madrid, y enamoró a los asistentes con varios ‘loopings’ y quemando las ruedas de su Red Bull en plena noche española.

También hubo tiempo para sacar su lado más personal, hablar del futuro y de cómo se siente en la parrilla. Checo es consciente de lo complicado que es estar sentado en el coche más competitivo de la competición y con un compañero de equipo que nunca baja el pie del acelerador, pero no tiene dudas de que está dando lo mejor de sí mismo y que detrás tiene al mejor equipo posible, su familia, para la que tuvo unas palabras muy especiales: “Quiero apoyar a mis hijos en todo lo que hagan, ya sea futbolistas, golfistas o incluso pilotos”.

Pérez ha tenido que luchar mucho para llegar al sitio en el que está a día de hoy. Desde sus inicios en Sauber en la Fórmula 1 hasta lograr ocupar un asiento en Red Bull, la mejor escudería de la parrilla, nadie le regaló nada y es consciente de lo complicado que es hacerse con un puesto en la Fórmula 1 viniendo de México: “Nosotros tenemos que salir de nuestro país muy jóvenes, a los 12 o 13 años ya tienes que estar en Europa. Si llegas más tarde todo se hace muy complicado. Por eso es tan difícil hoy en día para los pilotos latinoamericanos, irte tan joven de tu país es muy duro”.

Probablemente la rivalidad más bonita que tiene Checo Pérez en la pista es precisamente con los pilotos españoles Fernando Alonso y Carlos Sainz, con los que mantiene una gran amistad y junto a los que se le puede ver todos los fines de semana de carreras. Como bien afirmó Pérez, está muy orgulloso del gran momento que está atravesando “con tres pilotos del mundo hispano en el top 5”, pero dejó claro que nunca dará su brazo a torcer y que lo que realmente espera es poder acabar el mundial por delante de ellos y así enorgullecer a México.

 

Llega ya la recta final de una dura temporada para Pérez, muchas veces puesto en entredicho, pero siempre sacando lo mejor de él para demostrar que está a la altura de los más grandes. Todavía hay Checo para rato y, con algo de suerte, le podremos ver brillar en las calles de Madrid en las que es un auténtico ídolo de masas.

BORJA GARCÍA GADEA
De Madrid, España,
Licenciado en Periodismo. Amante de los deportes y de viajar.
Actualmente se encuentra laborando en OkDiario gestionando Redes Sociales.

1 Comment

  • M AXP
    8 meses ago Reply

    hola

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

trece − seis =