1955 ALFA ROMEO GIULIETTA SPRINT

Presentado en 1954 en el Salón de Turín, un modelo  popular del que se construyó en la fábrica de Alfa Romeo de Portello en Milán. Su nombre Giulietta proviene de la novela escrita por William Shakespeare Romeo y Julieta.

DISEÑO

La espléndida línea del Giulietta Sprint surge de la colaboración entre verdaderos talentos del diseño. El director del proyecto, Rudolf Hruska, contrató a Nuccio Bertone, que contó con la ayuda de Felice Mario Boano y Giovanni Michelotti. En el refinamiento de las propuestas estilísticas también trabajaron Franco Scaglione y Giorgetto Giugiaro.

El resultado es un cupé compacto, agresivo pero elegante, con proporciones perfectamente equilibradas.

TECNOLOGÍA

El Giulietta Sprint tiene un motor de 4 cilindros de 65 CV con dos árboles de levas en la culata, dos válvulas por cilindro, propulsado por un carburador de doble cuerpo. La base y el cabezal están hechos de aluminio, para reducir el peso total y lograr un rendimiento increíblemente eficiente: el Sprint alcanza las 103 mph. Por primera vez, la caja del diferencial también se fabricó en aluminio: la parte trasera es ligera y el comportamiento en carretera es excelente. El coche estaba muy por delante de la competencia: su contenido innovador y su alto rendimiento competían con vehículos de segmentos superiores.

CURIOSIDADES

Debido a una desaceleración en el diseño de la berlina Giulietta, Alfa Romeo tomó la inusual decisión de lanzar primero la versión cupé. El prototipo del Giulietta Sprint, presentado como vehículo conceptual en el Salón el Automóvil de Turín de 1954 con solo 200 vehículos disponibles, obtuvo un increíble éxito de público. La empresa se vio obligada a revisar los planes de producción para fabricar el vehículo a mayor escala.

En 1956 se produjo la versión “Veloce”, con un motor mejorado de 80 CV con el que el Giulietta Sprint ganó la Mille Miglia en su categoría, logrando un excelente undécimo puesto en la general.

Giulietta Sprint (1954)

 

El fino diseño, característico de Alfa Romeo, sumado a su bajo peso y una mecánica de primer nivel le otorgaban un andar contundente, pero sobre todas las cosas un estilo deportivo, que fue vanagloriado en diversas competencias de autos de turismo alrededor del mundo.

Giulietta Sprint (1954)

 

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

1 × 3 =