Devuelve el brillo a los faros de tu coche

Cuando compramos un auto nuevo sin duda podemos garantizar que todos sus componentes están recién salidos del empaque dando a este una apariencia brillante y espectacular, pero que pasa si nuestro auto empieza a dar señales de desgaste por el uso, ya sea rayones en la pintura, golpes o desgaste en los faros. Lo anterior sucede porque las lentes exteriores de los faros de los autos modernos ya no tienen superficies de vidrio como antes, sino de plásticos duros (policarbonatos plásticos) y estos eventualmente pierden su transparencia.

Además de dar un aspecto estético no muy agradable, los faros  opacos se convierten en una cuestión de riesgo que afecta la seguridad, ya que por la noche el faro opaco no emite la luz completa y suele verse muy tenue.

¿Cómo evito que mis faros se opaquen?

  1. Lavar el auto continuamente

Antes que nada, la limpieza es fundamental. Te recomendamos lavar el auto cada semana y remover todas las partículas de polvo que se adhieren en los faros del auto.

 

  1. Limpiarlos con bicarbonato  de sodio

Este es uno de los mejores consejos para darle una buena vida a los faros. Una vez que hayas lavado todo el auto, entonces será el turno de centrarte en sus “ojos”. Coloca una cucharada de bicarbonato en un recipiente con poca agua. Al tener la mezcla, toma un cepillo de dientes y remójalo en ella para posteriormente “cepillar” los faros.

  1. Utilizar lubricante multiusos después de lavar el auto

Una vez que los hayas limpiado con bicarbonato de sodio, entonces sécalos y con una cera especial o con lubricante multiusos aplícalo para después removerlo nuevamente. Trata de que no quede nada de espuma para evitar manchas.

Si nada de esto te funciona compra un pulidor de faros especial o llévalo con un restaurador de enmicado de faros, seguro te saldrá más económico que tener que cambiarlas por unas nuevas.

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

Start typing and press Enter to search