Ford T, el coche más importante de la historia

En esta ocasión tendremos como protagonista un modelo que fue el parteaguas de la industria automotriz, y sí me refiero al Ford T. Considerado apara muchos el auto para la población media y como sabemos el primer auto en producirse en cadena. Por eso es nombrado el coche más importante de la historia.

Shutterstock

Adentrémonos a la historia, Ford T, vio la luz en 1908 en la planta manufacturera de Piquete, diseñado por Henry Ford y Edsel Ford. El éxito de esta unidad se debía a las características con las que fue fabricado; su altura y grandes llantas provocaron que se popularizará entre la población media, gracias a que ofrecía a los granjeros la posibilidad de desplazarse por los caminos rurales de la época.

Shutterstock

El Ford T sustituyó a los carros que era tirados por caballos, otra característica que lo hizo famoso fueron sus llantas metálicas que circulaban sin problema por las vías del ferrocarril de la época. Recordemos que en esos años no existían carreteras ni caminos establecidos como hoy en día.

Si de mecánica hablamos este coche clásico en sus inicios contaba con un motor de cuatro cilindros con tan solo 20 CV de potencia, alcanzaba una velocidad máxima de 71 km/h, con un peso contenido para su época de 540 kg, consumía un litro de gasolina cada 5 km.

Shutterstock

Tenía el volante a la izquierda, siendo esto algo que las otras compañías luego copiaron. Todo el otro y la transmisión iban cerrados, los cuatro cilindros estaba encajados en un bloque sólido y la suspensión funcionaba mediante dos muelles semielípticos. El automóvil era muy sencillo de conducir y muy económico de reparar. Los precios de venta de este modelo iban de 800 a 1000 dólares.

Shutterstock

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

Start typing and press Enter to search