Cadillac, Eldorado Biarritz El coche de súper lujo de la década de los cincuenta

Antes de adentrarnos en el Eldorado Biarritz, es importante señalar que Cadillac es sin duda la marca más relevante de General Motors, marcando siempre tendencia dentro del grupo.

En 1957 Cadillac pone al mercado la versión cabriolet de Eldorado llevando como apellido de lujo y glamour Biarritz. Con medidas de 5.66 mm de largo, 2.03 mm de ancho y un peso de 2.3 toneladas, sin duda es un descapotable que no pasará desapercibido.

ELDORADO BIARRITZ, 1957

La versión de Biarritz tenía unos enormes alerones traseros cargados de cromo, que hacían de este Cadillac un auto de vanguardia, colocando a General Motors  como los mayores constructores de coches del mundo a finales de los años cincuenta y principios del setenta.

En cuestión de costo el nuevo modelos de Cadillac causó una verdadera conmoción entre los amantes de los automóviles, ya que el precio de este modelo oscilaba en 7,286 dólares, una cantidad muy elevada.

El precio lo decía todo, esa notable suma permitía adquirir un coche de una clase totalmente singular y con un lujo extraordinario. Desde su maletero hasta el reloj estaban igualmente dotados de sistemas eléctricos, la dirección era asistida y los faros disponían de un preciso sistema de regulación automática, la propulsión del Biarritz estaba a cargo de un potente ocho cilindros en V que extraía 300 caballos de una cilindrada de seis litros, este cabriolet de 2.3 toneladas podía alcanzar los 190 km/h.

El diseño de este descapotable con líneas finas que recorrían desde sus faros hasta sus alerones, el nombre en letras doradas de Biarritz y un interior de cuero rojo que lo hacía distinguirse de los demás, un volante con un imponente aro interior que rodeaba el claxon, una salpicadera brillante igual que su acelerador y pedal de freno. Sin duda un auto impresionante.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.