VUHL: Poniendo el nombre de México en alto.

Bienvenidos sean todos a una nueva edición de Autoxpress. El día de hoy vamos a variarle un poco a la sección y en vez de enfocarnos en un auto, nos basaremos en una marca: VUHL

Para los que no saben, VUHL es una marca de autos completamente mexicana, los cuales están destinados a la pista pero son 100% legales para manejarse en espacios públicos. Pero, ¿Que es lo que los hace tan magníficos?
La respuesta es sencilla, pero complicada a la vez, son autos perfectamente imperfectos desde el punto de vista mas racional, pero que sin duda un entusiasta no podría dejar de babear por ellos.

VUHL

Empecemos al revés, actualmente VUHL cuenta con una fábrica en Queretaro donde produce sus unidades, la cual parece mas un laboratorio inmaculado por la atención a detalle con la que trabajan, pues toda la fábrica esta llena de acabados de lujo y maquinas «state of the art» por doquier, como hornos para moldear piezas de fibra de carbono que podemos encontrar en los HQ de equipos de Fórmula 1. Esta fábrica es la responsable de crear los tres modelos actuales con los que cuenta la marca, los cuales se hacen basados en el monocasco. «X-Vario», construido en base a aluminio con extracciones de aluminio 6061-T6 y titanio, el cual fue desarrollado por ellos enfocado en el manejo deportivo dentro y fuera de la pista.

Esto mismo determina que ninguno de sus autos, cuenta con puertas, parabrisas o techo, sin embargo, eso es lo que emociona de estos autos, son únicos en su especie. Creados para un purista en la conducción, el cual solo tiene como prioridad las sensaciones que da el auto, sin importar el espacio, la comodidad, el consumo, en pocas palabras, ninguna otra variante.

A pesar de esto, VUHL ha desarrollado tres modelos distintos, pues a pesar de ser muy similares, los pequeños detalles son los que hacen la diferencia. En su line-up podemos encontrar al que inició todo, el 05 el cual es el mas «civilizado» pues viene con llantas all-season, un alerón mas discreto, un motor Ford EcoBoost 2.l que produce de 320 a 360 hp, un peso aproximado de 695 kg dependiendo del equipamiento y un manejo impresionante.

De ahí podemos encontrar el 05 ROC, un producto derivado de la alianza entre VUHL y Race of Champions, la cual es un evento internacional que reúne a los mejores pilotos del mundo y los pone a competir en diversas categorías, una de ellas es VUHL, por lo cual crearon un modelo a partir del 05 que fuera mas dinámico, rápido y prestacional. Por lo que encontramos un 05 con modificaciones enfocadas a pista pero sin perder la esencia de lo que es.

VUHL

Por último, encontramos al mas reciente integrante de la gama, el 05 RR, un 05 revolucionado al máximo, dando su mayor enfoque al «lightweight» y a la pista, en este modelo encontramos el mismo EcoBoost pero ahora potenciado a 400 hp, aunado a eso encontramos una reducción de peso, llegando hasta los 640 kg, gracias a sus rines 100% de fibra de cabrono, los cuales son los mas ligeros del mercado, un body kit mucho mas radical con un alerón bastante prominente y llantas slicks para pista. Este llega a acelerar de 0 a 100 en únicamente 2.6 segundos, mas rápido que un LaFerrari y tiene mejor relación peso potencia que toda la Santísima Trinidad (Porsche 918 Spyder, McLaren P1 y LaFerrari).

Pero bueno, como les comenté al inicio, empezamos al revés y ahora vamos a hablar de la historia de la marca, la cual tiene de fondo muchos años atrás con el papá de los fundadores, los hermanos Iker y Guillermo Echeverría.

Los cuales traen un pedigree de años, pues su papá inicio construyendo autos para correr, con los cuales ganaba campeonatos y después los vendía para construir otro y así seguir. Años después, los dos hermanos decidieron crear su compañía en el 2017, con la intención de seguir con su legado y el de su país.

Así que con poco en mano, comenzaron a trabajar en su sueño, tener su propia marca automotriz. Y no fue hasta 2015 que lograron tener su primer 05 terminado y develar su creación al mundo entero. Y así nació la leyenda VUHL.

Así que como les platiqué al principio, VUHL es mi mas reciente obsesión, a pesar de conocer la marca de años, en este tiempo de cuarentena tuve tiempo de entender lo que en verdad querían lograr y lo que han logrado en tan poco tiempo. Como marca automotriz, y sobretodo, haciéndolo apegados a su filosofía y poniendo el nombre de su país en alto. ¡Felicidades VUHL!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.