Las colecciones de autos más costosas e impresionantes del mundo

colecciones de autos de Algunas celebridades en el mundo del cine, música, deporte y grandes empresarios tienen esta posibilidad, y por ello, cuentan con una serie de autos tan especiales y únicos que es difícil ponerles un precio.

Aun así, estas colecciones están evaluadas en cientos de millones de dólares y solo están al alcance de los más acaudalados. Aunque el dinero es fundamental, también se necesita de buen gusto y conocimiento de los súper autos.

colecciones de autos

Es por eso por lo que aquí te presentamos, las colecciones de autos más costosas e impresionantes de coches del mundo, dejando los museos al margen, donde hay cabida para todo tipo y gustos.

Jay Leno

Uno de los más reconocidos entrevistadores de la televisión estadounidense con su programa ‘The tonight show’, en el que mezclaba entrevistas con humor, actuaciones musicales y reportajes variados.

Parte de la fortuna que hizo la fue invirtiendo en una colección de coches que hoy supera las 230 unidades, entre los que se pueden encontrar modelos de todas las épocas, aunque algunos destacan por su antigüedad como un Baker Electric de 1909 (eléctrico), un Rolls Royce Phantom II de 1934, un Duesenberg Model X de 1927 o un Hispano-Suiza plus 22 de 1925 y de origen español.

Ken Lingenfelter

Hijo de un alto ejecutivo de General Motors, adquirió su primer Corvette en 1977 y desde entonces no ha parado de comprar versiones de este auto deportivo. De hecho, en su colección de unos 150 automóviles predominan rarezas como un Corvette Supercharged de 1953 o un Duntov Test Mule, considerado el primer Corvette de alto rendimiento. Pero también cuenta con unidades de otras marcas como Ferrari F40, Bugatti Veyron, Porsche Carrera GT, BMW Z8 o el Saleen S7 TT.

Rick Treworgy

Un apasionado de los autos clásicos, comenzó en la década de los setenta con un Chevrolet Nova y, desde entonces, no ha parado de adquirir coches y sumarlos a su colección. Su predilección son los muscle car americanos, aquellos vehículos de las décadas de los sesenta y setenta accesibles para el gran público, pero con un rendimiento deportivo. De hecho, posee casi todos los modelos que pertenecieron a ese segmento, aunque también cuenta con varios modelos clásicos desde los años veinte hasta los setenta.

Dmitry Lomakov

Perteneciente a una acaudalada familia rusa, ha reunido un increíble número de automóviles clásicos, poniendo especial énfasis en aquellos que tuvieran algún significado histórico o que hubieran pertenecido a alguna personalidad relevante.

Entre su colección destacan vehículos de Stalin y de Hitler, vehículos que ayudaron a motorizar países comunistas o que movilizaron a las clases políticas como un Chayka GAZ-13, un modelo ruso de 1977. colecciones de autos Lo lamentable de esta colección es que los vehículos no siempre los mantiene en el mejor estado de conservación posible, pues el suelo de la nave donde los guarda es de tierra y otros coches están aparcados al aire libre acumulando óxido y echándose a perder.

Bruce Meyer

Este californiano no se considera a sí mismo como un coleccionista, sino un entusiasta de los coches. Presume que solo posee automóviles que a él le gustan, y los suele utilizar en su día a día. Incluso participa en exhibiciones con algunos de sus modelos de competición. También es un apasionado de los hot rods: se calcula que el 25% de su colección es de este tipo de vehículos antiguos, a los que se les ha modificado tanto su mecánica como su carrocería para convertirlos en deportivos.

Elisa Stephens

Única representante femenina de esta lista. Se trata de la presidenta de la Academy of Art University de San Francisco (Estados Unidos), aunque su fortuna es de origen familiar. Su fijación se basa en los coches de lujo clásicos, aquellos fabricados entre las décadas de los años veinte y los sesenta del siglo pasado. Su primer vehículo fue un Packard Model 343 Convertible Sedan de 1927, que lo adquirió en honor a su padre, y desde entonces no ha parado de acumular joyas históricas hasta conseguir una colección que cuenta con alrededor de 260 unidades.

colecciones de autos

En 2012 creó un espacio en la entidad que preside, que nombró como Automobile Museum. Y entre los autos poco comunes se encuentran un Talbot LagoT-150C Speciale Coupe o un Talbot Lago T150-C, ambos de 1938; un Tucker 48, un Pierce-Arrow Silver Arrow de 1933, un Hispano Suiza H6C de 1928 de origen español, un Bugatti Type 46 de 1930 o un Duesenberg Model J de 1930.

Sheikh Hamad Bin Hamdan Al Nahyan

Se le conoce como el jeque arcoíris y cuenta con una de las mayores fortunas de Abu Dhabi. Su colección podemos decir que es una de las más exclusivas, ya que de algunos modelos, solo se han fabricado para él.  Una de sus aficiones está en la recreación de vehículos de grandes dimensiones, haciendo réplicas de calle a un tamaño cuatro veces superior.

Sheikh cuenta con la limusina más larga del mundo con cinco ejes. Mención aparte merece su fijación por el arcoíris. colecciones de autos Son varios los vehículos que tienen este elemento en su decoración y, de hecho, tiene siete Mercedes-Benz Clase S 500 (W 116) cada uno de un color del arcoíris, tanto en su carrocería como en su interior.

John W. Houghtaling II

Se trata de un abogado y empresario estadounidense que ha estado siempre unido al mundo del petróleo y sus derivados. Su colección puede que no sea de las más numerosas, pero sí puede ser una de las más atractivas. Tiene predilección por los deportivos italianos, y aún más por los fabricados por Lamborghini. Entre sus 70 modelos se encuentra todo lo que la firma transalpina fabricó entre los años 1967 y 1986.

Ralph Lauren

Uno de los grandes nombres de la moda a nivel mundial también siente fascinación por el automóvil. De hecho, algunas de sus piezas únicas se utilizan como recurso en las sesiones fotográficas de sus colecciones de ropa. Posee más de 60 coches, entre los que destacan varias unidades de Alfa Romeo, Ferrari, Bugatti, Mercedes-Benz, Jaguar y McLaren, y en donde predomina el color rojo. 

Hassanal Bolkiah

El sultán de Brunéi máximo mandatario de un pequeño país del Pacífico donde abunda el petróleo. De su colección se habla poco y nada más se tienen fotos de los hangares donde los guarda. Hay quien cifra hasta 7,000 modelos. Su parque estaría formado por 209 BMW, 574 Mercedes-Benz, 452 Ferrari, 179 Jaguar, 382 Bentley, y una buena ristra de Lamborghinis, Aston Martin, Bentley y Rolls-Royce, marca por la que siente auténtica devoción.

Aquí también se pueden encontrar modelos únicos como los prototipos Ferrari Mythos, Jaguar Pininfarina, Bentley Java todoterreno o Porsche Carma. Aunque la joya de la corona podría ser el Rolls-Royce Silver Spur, que ha personalizado con todo tipo de engalanamientos y al que ha instalado unos tronos y un techado en la parte trasera y que utiliza a modo de carroza para pasearse por las calles de su país. colecciones de autos

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.