Clásicos AXP: Ford Mustang «Bullit»

Los Clásicos se han puesto de moda en las conversaciones de todos los amantes de los autos, y es que no sabemos lo que tenemos hasta que pasan 50 años y los coches que se usaban ahora son reliquias que se venden para verdaderos coleccionistas, que llegan a pagar cantidades muy altas por ellos.

Cuando piensas en persecuciones de autos famosos en películas, las imágenes clásicas de un Mustang verde oscuro saltando arriba y abajo de las colinas de San Francisco en busca de un Dodge Charger estoico y negro seguramente te vendrán a la mente. Se ha encontrado uno de los dos Mustangs utilizados por el fallecido Steve McQueen en esa película, “Bullitt”, y ahora se ve tan genial como en 1968. Y es que no hablamos de cualquier coche, el Mustang Bullitt, se hizo de una gran fama a finales de los 60s, cuando la pantalla grande lo llevo a la fama.

«Los autos de película siempre han tenido un aura especial que los rodea.»

– Rubén Ramírez

Los autos de película siempre han tenido un aura especial que los rodea. Piense en el DeLorean DMC-12 utilizado en la trilogía “Volver al futuro”. Para todos los efectos, el intento de John Z. DeLorean de un superdeportivo fue ridículo, aunque se veía bien (y hoy, años después, sigue formando parte de nosotros). Pero, una vez que brilló en la pantalla plateada como una máquina de viaje en el tiempo, su lugar en la historia quedó asegurado para siempre. Lo mismo ocurre con el Dodge Mónaco utilizado por Blues Brothers o Herbie, el lindo Volkswagen Beetle que apareció en ‘The Love Bug’. Lo mismo ocurre con el Ford Mustang GT Fastback que fue utilizado por el personaje de Steve McQueen, el teniente Frank Bullitt, en el película del mismo nombre. Este último, no solo ayudo a formar el personaje de una película, si no que se encargo de darle carácter a las futuras generaciones que tendrían la suerte de poder manejarlo.

Sin embargo, el Fastback de dos puertas Highland Green se ha convertido en un clásico de culto también, en parte, debido a la mística que lo envolvía. En realidad, se usaron dos autos durante la filmación: uno para todas las tomas de acción y otro que fue conducido por McQueen durante los momentos más serenos de la película. Se pensó que ese auto se había perdido después de que McQueen no pudo comprarlo a fines de los años 70. Felizmente, ahora, ambos autos han sido reubicados, por lo que la historia tiene un final feliz.

Ahora, después de recorres Estados Unidos y el mundo durante dos años, el famoso Ford Mustang GT Fastback ha sido vendido a un postor anónimo por una cantidad record de $3.4 millones de dólares (algo así como 860 mi- llones de pesos, al tipo de cambio actual).

Nos da gusto la noticia de su recuperación, tantos años después, y mas saber que termino en las manos de un seguramente amante del automovilismo, alguien que para haber pagado esa cantidad, debe de saber un poquito de historia de este hermoso clásico.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.